KATIUSKA, de P. Sorozábal

image001 (3)

Palau de les Arts, 29, 31 octubre, 3, 6 noviembre 2015

Dir. Cristobal Soler/ Emilio Sagi

 

Katiuska da un toque burlón y de glamour a la lucha de clases.

Cristóbal Soler, dirigió con especial eficacia a la Orquestra de la Comunitat Valenciana, ya que le dio flexibilidad para pasar de la vitalidad de las canciones y marchas de la tradición rusa a la sensibilidad de los temas de amor entre los dos protagonistas.  

J.C. (EFE) www.lavanguardia.com/ el diario.es/ lasprovinvias.es
Publicación original en eldiario.es
Publicación original en tuotrodia.hola.com

 

Katiuska, o los amores de una princesa con un jefazo bolchevique

Llevó la batuta el valenciano Cristóbal Soler, quien manejó, con gracejo y sin recurrir a lo más facilón, la música de inspiración popular. También plasmó acertadamente esos serenos ambientes nocturnales que se trazan en la partitura. La orquesta y el coro de la casa, por su parte, se mostraron dúctiles a sus indicaciones, lográndose también un buen ajuste en los concertantes. 

Rosa Solá.
Publicación original

 

“Katiuska”, deliciosa golosina.

En el foso se contó también con una batuta, la de Cristóbal Soler, capaz de exprimir la partitura hasta extraer de cada número el máximo posible de belleza, sin permitirse la más mínima concesión demagógica ni al desenfado en los humorísticos ni a lo sentimentaloide en los dramáticos. El sereno aplomo de su planteamiento, contagiado a cantantes e instrumentistas, impregnó de principio a fin toda la función.

 Alfredo Brotóns Muñoz.
Publicación original

Katiuska

El valenciano Cristobal Soler fue el encargado de manejar la batuta al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana (…) ayer me llevé una grata sorpresa y creo el actual director musical del Teatro de la Zarzuela realizó una elogiable labor. (…) Soler fue capaz de ofrecer el tono justo en cada una de las vertientes que ofrece la obra, tanto en los momentos más líricos, donde la música fue acentuada con interesantes matices, como en las facetas más revisteriles, sabiendo también remarcar los guiños al folclore eslavo que introduce Sorozábal. Soler demostró en definitiva conocer bien el género y adecuarse a los cantantes que tenía en el escenario, conduciendo con sobriedad y eficacia. 

El Blog de Atticus
Publicación original

 

Amor propio

Cristóbal Soler edificó una versión notabilísima, ciertamente intachable de principio a fin, con la impagable contribución del coro titular del teatro.

Alejandro Martínez,
Publicación original

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *