50 ANIVERSARI FSMCV

50 ANIVERSARI FSMCV

CRISTÓBAL SOLER, DIRECTOR DE LA JOVE ORQUESTRA DE LA FSMCV

Hace cuatro años presentaba a la federación de sociedades musicales el proyecto de una joven orquesta sinfónica con unos objetivos previamente diseñados, entre ellos destacaría : la excelencia dentro de un proyecto de formación profesional en la música,la apertura de las sociedades musicales valencianas al mundo de las orquestas sinfónicas, la ampliación en el repertorio sinfónico, profundizando en la gran literatura musical, una mayor visibilidad internacional, y, el objetivo que considero más importante, la empleabilidad del músico valenciano al mercado profesional musical. El proyecto era unánimemente respaldado por la federación y personalmente me sentía feliz porque un periodo al año dentro de mi agenda profesional como director de orquesta lo dedicaba, altruistamente, a formar musicalmente a jóvenes músicos valencianos en agradecimiento al mundo de las sociedades musicales que han influido en mayor parte en mi formación musical durante mi niñez.

Actualmente la evolución del proyecto es muy positiva teniendo en cuenta que es un proyecto a medio – largo plazo y ya es una joven orquesta sinfónica de referencia para los jóvenes músicos valencianos. Estos años han servido para definir bien el proyecto y darlo a conocer, el siguiente paso es darle una continuidad anual, de tal modo que, se pueda plantear en un futuro próximo proyectos profesionales que darían respuesta a una demanda musical orquestal actual. La realidad debería de ser que aquellas jóvenes orquestas que tienen como objetivo principal la formación profesional, como es la Jove Orquestra de la FSMCV, fueran canteras y último eslabón a las orquestas profesionales. Como comentaba antes, es un proceso que lleva tiempo, pero con el apoyo de todas las instituciones implicadas y la sociedad valenciana esperamos cubrir todos los objetivos marcados.

Lo más importante es conseguir que la sociedad valenciana comprenda que las sociedades musicales del siglo XXI va más allá de enmarcar a las maravillosas y tradicionales bandas de música, por qué no pensar que dentro de 50 años se hable en todo el mundo del importante movimiento orquestal en la Comunidad Valenciana que nació en el seno de las bandas valencianas. Para ello, el primer paso lo tenía que dar la Federación y creo que está siendo ejemplar con todo el plan de ruta ya trazado y conocido, como es la formación de la joven orquesta federal, concurso de orquestas Bankia, festivales de orquesta, orquestas federadas, cursos y conferencias, etc.
Si logramos que en la Comunidad Valenciana haya un movimiento orquestal de referencia, no sólo vamos a formar músicos de orquesta sino que se abre una ¨gran puerta¨ a jóvenes directores de orquesta, compositores con la posibilidad de componer para orquesta, jóvenes cantantes líricos que cuentan con orquestas con las que interpretan oratorios, arias de opera, óperas… productores con capacidad de dar respuesta a la demanda musical a través de festivales, programaciones de música clásica, etc.